diumenge, 5 de juny de 2011

Propuestas de mejora del sistema electoral

Hace ya casi un par de años identificamos en este blog los problemas del sistema electoral español, que podemos resumir en:
  • Baja proporcionalidad (bipartidismo de facto): debido principalmente a la existencia de muchas circunscripciones electorales pequeñas, y, secundariamente, al uso en cada una de ellas de un sistema de redondeo (la ley D'Hondt) que prima a los partidos más votados, los partidos mayoritarios (PP y PSOE) se ven muy beneficiados y los minoritarios  (IU, UPyD) se ven muy perjudicados.
  • Diputados, meros representantes de partidos políticos: Los electores no pueden votar individualmente a sus representantes, sino que votan listas cerradas. Estas listas se elaboran en el seno de los partidos políticos, por métodos que suelen ser muy pocos democráticos. Así, los partidos políticos se erigen en importantes estructuras de poder alejadas del control democrático.
Decíamos que el sistema español para las elecciones al Congres reune lo peor de dos mundos,  pues mientras que la mayoría de sistemas electorales soluciona uno de los dos problemas a expensas del otro, o intenta hacer un equilibrio entre los dos, el sistema español concentra los dos problemas en su máxima expresión.

Vamos a ver en qué direcciones se podría mejorar el sistema electoral. Las englobamos en cinco grupos, de menos a más radicales.

 

Sistema proporcional con listas cerradas (pero mejorado) 


  • Asegurar por ley la democracia interna en la elaboración de listas electorales. Obligando a la realización de primarias, abiertas a militantes (y posiblemente también simpatizantes) para escoger no solo el cabeza de lista, sino también cada uno de los miembros de la lista y su orden de aparición.
  • Cambio de la ley D'Hondt por otro mecanismo de reparto más proporcional. Por ejemplo, el sistema de restos mayores. Aún así hay que advertir que no existen sistemas electorales perfectos, todos los sistemas tienen sus desventajas (paradoja del reparto). 
Ventajas:
  • Proporcional.
  • Lo más parecido al sistema actual. Algunos cambios se podrían hacer sin tocar la Constitución.
Inconvenientes:
  • No es posible elegir al representante político de forma directa.
  • Los partidos políticos desempeñan un papel muy importante.
  • El buen funcionamiento democrático en este caso depende en gran medida de la democracia interna de los partidos.

 

Sistema proporcional con listas abiertas


En este caso el elector escoge una lista de un partido político, y además, opcionalmente, puede votar, dentro de ese partido político, por uno o más de uno de los candidatos de ese partido (dependiendo de qué sistema se escoja exactamente) El reparto de escaños entre los diferentes partidos se realiza igual que en el caso anterior, pero la diferencia es que para escoger los diputados elegidos dentro del partido se tienen en cuenta las preferencias de los electores.

Hay diversas formas para ordenar las listas a partir de las preferencias de los electores. Una posibilidad es que los candidatos que obtengan mas de un cierto número de votos directos son elegidos automáticamente; los otros se eligen según el orden del partido. Otra posibilidad es que los candidatos se ordenen estrictamente por las preferencias directas de los electores.

Ventajas:
  • Sistema proporcional.
  • Es posible elegir al diputado de forma directa.
  • Hay un balance entre el peso del partido y el peso individual de los diputados.
Inconvenientes:
  • Hay que decantarse necesariamente por un partido político y no es posible hacer una lista "personalizada" con miembros de diferentes partidos.
  • Depende como se implemente, en la práctica el sistema puede mantener un peso excesivo en los partidos políticos.

Más información en la Wikipedia (en). Es el sistema propuesto en Catalunya por la comisión de expertos encargados de realizar una reforma electoral.

    Sistema proporcional sin listas de partidos


    Aunque no es la única opción, aquí nos centraremos en el voto personal transferible. Básicamente, con este método el elector elabora su propia lista personalizada. Si por ejemplo en una circunscripción hay que elegir a 4 candidatos, el elector puede elegir:
    • Preferencia 1: Fernández.
    • Preferencia 2: Hernández.
    • Preferencia 3: Fulanito.
    • Preferencia 4: Menganito.
    El significado es el siguiente: El elector da su voto a Fernández. Si este ya tiene suficientes votos para estar elegido, o bien no tiene opciones de salir elegido, entonces el voto se transfiere a Hernández. Si nuevamente este ya no necesita los votos, entonces el voto se transfiere a Fulanito. Y así sucesivamente. Los candidatos pueden pertenecer a distintos partidos políticos (o ser independientes y no pertenecer a ninguno).

    En más detalle, para ser elegido hay que superar un mínimo de votos, lo que se conoce como la cuota.
    En una primera ronda, el candidato que supera la cuota es elegido y se transfieren sus votos sobrantes a  las segundas preferencias. Si nadie supera esa cuota, entonces se elimina al candidato menos votado y se transfieren sus votos sobrantes al candidato marcado como segunda opción. En segunda ronda se repite la operación: probablemente con los votos transferidos algún candidato superará la cuota y sus votos sobrantes pasarán a otro. Y lo mismo en las sucesivas rondas.

    Ventajas:
    • Sistema altamente proporcional, incluso con circunscripciones relativamente pequeñas.
    • Elección directa de los representantes políticos.
    • No hay voto perdido, y las estrategias de voto táctico son poco importantes.
    • En la práctica, equilibrio entre el papel de los partidos y el papell individual de los diputados
    Inconvenientes:
    • Sistema de votación relativamente complejo, que requiere una mayor implicación del elector en el conocimiento de los candidatos.
    • Los parlamentarios elegidos, al no depender del partido, pueden estar más sujetos a intereses particulares o influencias externas (corrupción, presión, chantaje). 
    • Requiere circunscripciones relativamente pequeñas.

    Este sistema de votación se aplica, entre otros lugares, en Irlanda del Norte.

    Sistema mayoritario en circunscripciones unipersonales


    En este sistema las circunscripciones son pequeñas y se elige un solo diputado por circunscripción). Hay dos formas básicas de elegir los candidatos:
    • A una vuelta. El candidato que recibe más votos es elegido automáticamente.
    • A dos vueltas. Si un candidato recibe más del 50% de los votos, es elegido automáticamente. Si no, se realiza una segunda vuelta con los dos candidatos más votados.
    Estos sistemas se suelen complementar con un sistema de primarias para elegir el candidato de cada partido.

    Ventajas:
    • Voto directo al candidato, no al partido político.
    • Identificación del elector con "su" representante.
    Inconvenientes:
    • Altamente no proporcional.
    • Tiende a un sistema bipartidista.
    • Los parlamentarios elegidos, al no depender del partido, pueden estar más sujetos a intereses particulares o influencias externas (corrupción, presión, chantaje).
    • En los sistemas a una sola vuelta, los candidatos minoritarios no tienen ninguna opción pero pueden determinar el resultado final de la elección ("robando" votos a uno de los candidatos mayoritarios).
    • Especialmente en los sistemas a una vuelta, voto táctico ("yo votaría a Fulanito, pero como que no tiene opciones de salir pues votaré a Menganito")

      Se ha propuesto como parte de un sistema mixto, para elegir una parte de los representantes al Congreso.

      Democracia directa


      Tradicionalmente se ha considerado que la democracia directa sólo a pequeña escala (reuniones de escalera, asambleas de barrio), o bien a gran escala en decisiones puntuales (referendums).

      Sin embargo la tecnología actual permitiría una participación directa del electorado, a nivel general, sobre todas y cada una de las decisiones que se adoptan en los parlamentos. El elector podría elegir votar directamente sobre cada decisión concreta a través de internet, o bien podría delegar su voto sobre la persona de su elección (político, experto). Previamente debería haber un sistema de información y debate público.

      Ventajas:
      • La forma más pura de democracia.
      • El elector puede elegir individualmente sobre cada una de las leyes, sin tener que votar a un pack por 4 años.
      • Promueve la involucración política, ya que los electores tienen capacidad de decisión directa sobre todos los asuntos.
      Inconvenientes:
      • Riesgo que la mayoría tome decisiones en perjuicio de las minorias.
      • Riesgo que las decisiones de gobierno las tome una masa exaltada, fácilmente manipulable, que adopte medidas populistas (olocracia).
      • Imposibilidad o dificultad de los pactos entre las diferentes posturas políticas, y de las decisiones de compromiso (intermedias entre dos posiciones extremas).
      • La forma de las preguntas o leyes planteadas y el momento de éstas puede influir en el resultado de las votaciones.
      • Dependencia tecnológica si se quiere hacer democracia directa a gran escala.

      El Partido de Internet es un partido político español que promete que, en caso de obtener representantes, estos adoptaran las posturas que sus militantes elijan sobre cada uno de los temas. No tienen ninguna ideología a parte de esta.

      Conclusión


      A mi entender, las sistemas con menos inconvenientes en relación a sus ventajas son los sistemas proporcionales con listas abiertas y los sistemas tipo voto personal transferible. Los sistemas mayoritarios, a parte de su nula proporcionalidad, tienen el riesgo de que los diputados respondan a intereses particulares. La democracia directa, por su parte, expone de forma muy cruda todas las ventajas e inconvenientes de la democracia, y para mi, como mínimo todavía, no se puede aplicar de manera generalizada. Hay que promover, eso sí, el debate público y la discusión, y la democracia directa puede aplicarse de forma directa en algunos temas, y de forma consultiva en otros.

      Al margen de esto, y complementariamente, creo que es necesario, por una parte, disminuir el peso de los partidos políticos, y por otra parte, asegurar de forma urgente su la democracia interna.

      5 comentaris:

      pau ha dit...

      Ei Dani, gran article! Aqui va un comentari totalment subjectiu i mal informat ;-)

      Dels 5 defectes de la democracia directa, els 4 primers sembla que els comparteixi amb qualsevol sistema democratic. El tema logistic segur que sembla mes dificil.

      ideesicontraidees ha dit...

      Pau, gràcies pel teu comentari!

      En quant als quatre punts que comentaves, estic d'acord que també poden ser rellevants en una democràcia representativa, però per a mi en una democràcia directa són més problemàtics:

      "Riesgo que la mayoría tome decisiones en perjuicio de las minorias" En una democràcia representativa tot sovint la majoria no pot prendre decisions en contra de les minories de forma descarada, perquè tothom és minoria d'alguna cosa i al final es necessita el suport de les minories per poder governar.


      "Riesgo que las decisiones de gobierno las tome una masa exaltada, fácilmente manipulable, que adopte medidas populistas (olocracia)". El sistema parlamentari suposa un filtre que fa que les decisions no es prenguin tant en calent. A nivell ideològic (que no a nivell d'interessos materials) pot ser més senzill manipular a una massa que no pas manipular als parlamentaris.


      "Imposibilidad o dificultad de los pactos entre las diferentes posturas políticas, y de las decisiones de compromiso (intermedias entre dos posiciones extremas)." El joc parlamentari és un joc de pactes i compromisos (si no hi ha majoria absoluta), que fan que s'evitin posicions extremes i que es busquin solucions de compromís. Em costa pensar de quina forma es podria fer el mateix en democràcia directa.

      "La forma de las preguntas o leyes planteadas y el momento de éstas puede influir en el resultado de las votaciones." Posem per exemple promulgar una llei en favor de la pena de mort just després d'un gran atemptat terrorista.

      Dors-seldon ha dit...

      Hola Dani!

      No sabía que estabas al tanto de "el partido de internet". A día de hoy, me parece una de las apuestas mejores como reforma, a sabiendas de los problemas que ya comentas, pero también que es un partido que puede servir como cuña...

      No se si conoces el sistema Suizo, que es de los pocos que tienen democracia directa, en cuanto me lo explicaron quedé embelesada. No sólo por su democracia directa, sino también por la forma de gobierno, donde me dio la sensación, que terminaban con ese problema de "si lo ha dicho el partido X y yo soy del partido Y, seguro que está mal".

      Si tienes alguna información al respecto, estaría encantada de leerte :) .

      Un saludo! :D

      Dors-seldon ha dit...

      Un comentario rápido... Lo que más me molesta es que se pongan de acuerdo cuando a mi A me parece malo, como que cambien la constitución sin hacer referendum... Por ejemplo.

      Lo que dices sobre las leyes xenófogas... Si, algo había escuchado, como que para que te den la nacionalidad tienes que haber vivido 10 años y preguntan a tus vecinos si eres un buen vecino...

      Pero no se, sigo sopesando lo bueno y lo malo... Y sigue ganando lo bueno, al menos respecto a lo que tenemos ahora mismo.

      Bueno, a ver si sigues actualizando tu blog y me sigues llenando de sabiduría ;)

      ideesicontraidees ha dit...

      Gracias por tu comentario Oché! Un amigo me comentó una idea parecida que había tenido al del Partido de Internet, y luego busqué y encontré que ya existía. En cuanto al sistema suizo, la verdad es que no sé gran cosa más que lo que tu cuentas. Creo que algunas veces refleja las ventajas e inconvenientes de la democracia directa, ya que los habitantes pueden elegir muy directamente los asuntos que son de su incumbencia, pero también eso ha llevado a aprobar algunas leyes un tanto xenófobas. Lo que sí que estoy totalmente de acuerdo contigo es que el sistema que tenemos aquí, en que el poder se lo alternan PP y PSOE, en el que si uno dice "A" el otro dice "no A", al margen de que "A" sea o no una buena propuesta, no tiene demasiado sentido. Un saludo!